About Me

Mi foto
IN Gallego Gómez - Pastrana
Diseñadora, Escaparatista & Visual Merchandising

Traductor

Ecoapnea

Ecología,Apnea&Arte

Defensa de Océanos

Salvamento de Delfines

No a la masacre Delfin

Protección & Defensa

APAC Protectora

miércoles, 9 de enero de 2013

Pirate Black Christmas Balls Capítulo 2


Sigo el rastro de aquella a la que aún llaman la condena del pirata, aunque he hallado textos donde se la menciona como el diablo del mar, no hay boca que pueda pronunciar su nombre más que estas letras, pues su furia la precede ocultándome a cualquiera por tierra o en alta mar con vida que pueda hablarme de ella. Decidí por tanto seguir la pista de unas cartas de navegación de 1691, realizando una inmersión en aguas del Océano Atlántico, puesto que eran las más cercanas a la ubicación que debía visitar obligatoriamente para mis labores de investigación, no quedando muy lejos el lugar que indicaban estos antiguos escritos, donde un 13 de enero Elasyrus hundiera el navío "The Darkness", dirigido por su capitana Madame Aletvia Tersem, despiadada pirata conocida por capturar siempre vivos a los a los capitanes de los barcos que saqueaba, con el único fin de mostrarles su derrota y deleitarse después viéndolos hundirse con un par de balas de cañón encadenadas a su cuello, las cuales había decorado previamente como bolas negras de Navidad, muchos piensan que por pura demencia, otros dicen que para consolarse vengando la muerte de su esposo a quien mataron ante ella cuando navegaban juntos un 25 de diciembre, motivos desesperados que la guiaron a pactar con este demonio del mar, del que no encontré más que una vieja canción y una advertencia, gravados en el interior de un cofre de hierro, en el cuál se encontraba una caja de madera que contenía dos balas de cañón, decoradas para una macabra Navidad, que por suerte para algún alma ignorante de su destino nunca llegó a celebrarse.


La descripción prevenía...


Esta es la leyenda de Elasyrus
la Condena del Pirata

Dice una canción antigua de bucaneros...

“Sobre y bajo las aguas del mar,
una sola cosa hay
que los sanguinarios piratas temen

y no es la muerte o la condena,
ni las cadenas de los grilletes,

ni los cañones en alta mar,
ni los corsarios del rey que vienen,

no es la peste o la gangrena,
ni los barcos en llamas o perder sus vienes.

Bajo y sobre las aguas del mar,
una sola cosa hay
que los sanguinarios piratas temen,
que Elasyrus les encuentren”

Conocida en las aguas del Océano Atlántico, Triángulo de las Bermudas, mares del Caribe, Coral, Tasmania y Arábigo, como la Diabla de los Mares, es la condena de quienes pacta con ella a su paso.

Elasyrus nunca pierde, egoísta, manipuladora, fuerte y despiadada, con las artes de su erótica belleza promete al capitán de cada barco que encuentra, inclinar astutamente la balanza a su favor solo a cambio de una pequeña parte del botín, su secreto es que nadie sabe que sus promesas son infinitas, creando conflictos entre capitanes, consigue hundir uno tras otro en diversos asaltos.

Pero la codicia de los hombres hará que jamás dejen de pactar con ella, pues todos ansían buscarla, creyendo que si la derrotan les dirá dónde se encuentra la cueva submarina donde acumula como una urraca sus inmensos tesoros.

Sin embargo encontré el modo de pactar con ella, sin entrar en ese juego al filo del abismo, demostrándole que no ansío riqueza alguna, no moviéndome más que por el vacío que ocupa mi alma hacia engendrar un dolor que supere al que me parte en mil pedazos cada instante.



Madame Aletvia Tersem

Me pregunto que la hizo diferente, si finalmente acabó en el fondo del océano, que habría descubierto para pensar así, pero sobre todo como consiguió encontrar a Elasyrus, para llegar a tener la oportunidad de entregarle una propuesta distinta a la de los demás capitanes, que ocurrió para que Elasyrus no se sintiera atraída desestimando su oferta, a pesar de saber que al igual que ella, solo le importaba la venganza con la salvedad de carecer de su avaricia, ya que lo más valioso jamás lo recuperaria, porque hundirla a ella y al “The Darkness". Quizás simplemente la vio como una asesina que le hacia competencia, pero... no tiene sentido, pues he leído que la muerte de esos capitanes reportaba todos los beneficios a Elasyrus. Tiene que haber algo más, sino porque Madame Aletvia le confesaría tales sentimientos.

He buscado en el cofre, así como en la caja, pero no encontré nada más, ninguna pista, ni siquiera tras realizar una segunda inmersión en el mismo lugar, solo me queda seguir buscando a través de los escritos, palimpsestos o pergaminos que tengo la oportunidad de revisar en archivos y bibliotecas cada vez que desembarco.







¿Desea conseguir los Tesoros de la Sirena Elasyrus?
Visite
http://loqueencuentranlassirenas.blogspot.com.es/p/tesoros-de-elas.html



Para conocer todas las novedades suscríbase como seguidor.


Diseño, fotografía y textos originales Copyrigh © de INma Gallego Gómez - Pastrana
Reservados todos los derechos